BIBLIOTECA ESOTERICA : UN COMPLOT ALIENIGENA PARA MANTENER LA TIERRA AISLADA? QUE TAL SI CONECTAMOS INTERDIMENSIONALMENTE CON ELLOS USANDO DMT?


style="display:block"
data-ad-client="ca-pub-9542876452264084"
data-ad-slot="9092059773"
data-ad-format="auto">

viernes, 2 de septiembre de 2016

UN COMPLOT ALIENIGENA PARA MANTENER LA TIERRA AISLADA? QUE TAL SI CONECTAMOS INTERDIMENSIONALMENTE CON ELLOS USANDO DMT?

Existen muchas teorias de conspiracion, illuminati, resptilianos, o los mas antiguos seres que vinieron desde "NIBIRU" a esclavizar la raza humana, pero que de todo este misterio es cierto, como una investigacion publicada inicialmente por RT, les compartimos lo que podria ser una realidad, o talvez otra fantasia humana.

Si los alienígenas impiden a posta que los humanos contactemos con ellos, lo más probable es que las civilizaciones extraterrestres hayan formado varias uniones y no un Gobierno pangaláctico.


La paradoja de Fermi argumenta que si la probabilidad de que existan civilizaciones inteligentes en el universo es tan alta, ¿dónde están los demás habitantes de las galaxias?; y, si no estamos solos en el cosmos, ¿por qué aún no hemos entrado en contacto con vida extraterrestre?


Una de las posibles respuestas a la paradoja, la llamada 'hipótesis del zoológico', supone que las civilizaciones extraterrestres por algún motivo evitan intencionadamente que los humanos detectemos cualquier vida alienígena.
Esto requeriría que la comunidad galáctica formara un Gobierno único para acordar y poner en vigor este bloqueo. Pero en un estudio publicado en el portal de futuras publicaciones de la biblioteca de la Universidad Cornell, el astrofísico británico Duncan Forgan argumenta que si de verdad hubiera múltiples civilizaciones en la Vía Láctea estas formarían varias alianzas más que un único club galáctico.
Su modelo está basado en varios factores, incluido el tiempo que cada civilización necesita para avanzar lo suficiente para participar en la comunicación interestelar, las distancias entre los mundos y la longevidad de las civilizaciones.
"Hemos descubierto que, para que exista un grupo único, la longevidad media de una civilización debe ser extremadamente larga, y el plazo necesario para llegar de una civilización a otra debe ser relativamente corto. Este escenario es poco probable, ya que requiere que una gran cantidad de civilizaciones emerjan a lo largo de nuestra galaxia en un periodo muy corto", reza el estudio.
El investigador ve como más probable un modelo de existencia de varias alianzas en conflicto que están en desacuerdo sobre una política universal.
"Tal vez la Tierra se ubique en una región de espacio ocupado por una alianza conservadora que insiste en no tener contacto. Sin embargo, a medida que aumenta nuestra capacidad de detectar señales no intencionales de civilizaciones tanto existentes como extintas, presumiblemente podremos superar el asilamiento impuesto por este escenario", reza la publicación.
LAS MISTERIOSAS CONEXIONES QUE PRODUCE EL DMT CUANDO ESTA ACTIVO EN NUESTRA GLANDULA PINEAL


El DMT se encuentra en ínfimas cantidades en nuestro cerebro y su síntesis se produce en la Glándula Pineal o Epífisis, órgano de tamaño reducidísimo que se encuentra en el centro de nuestro cerebro y de la que ya Descartes, padre del racionalismo, dijo que era la conexión entre las dimensiones superiores y las dimensiones de la materia, la puerta a la visión del espíritu. Además, a la glándula pineal se la relaciona con el tercer ojo o sexto chakra, conocido como Agñá chakrá (aunque según donde mires se trataría del 7º chakra, el Sajasrara chakrá), cuya función es la percepción extrasensorial.
De ahí que se investigue la relación entre la glándula pineal y la producción de DMT, algo que los judíos han estado describiendo en un lenguaje codificado durante miles de años; la kabbalah revela que el cuerpo pineal es de hecho el límite de la dimensión superior que penetra en esta dimensión inferior y que está localizado precisamente en el medio del cerebro.
 Y es que la creación de DMT por parte de la glándula pineal, llevaría consigo visiones que explicarían lo que algunos “místicos” relataron a lo largo de la historia así como la similitud entre las experiencias cercanas a la muerte y los viajes de DMT. Se cree que la liberación de esta molécula se ve incrementada por la glándula durante el estado de sueño, estados de meditación y, como acabamos de decir, las experiencias cercanas a la muerte.
En cuanto al consumo, se explica que fumar DMT tiene un efecto muy rápido y una duración muy corta, por lo que para conseguir un efecto duradero lo mejor es ingerirla. El problema es que esta molécula es rápidamente degradada en el hígado por una enzima llamada Monoaminooxidasa (MAO), motivo por el que no es activa cuando es ingerida oralmente. Aquí aparece la Ayahuasca de los nativos amazónicos, también conocida con el noble nombre de “La soga del muerto” (por su etimología aya ‘muerto, difunto, espíritu’ y waska ‘soga, cuerda’, la soga que permite que el espíritu salga del cuerpo sin que este muera). Existen diversas recetas, aunque la base es la liana silvestre Banisteriopsis Caapi y también la ruda Siria, que contiene un inhibidor de MAO, y por ejemplo la Mimosa hostilis o la Diplopterys cabrerana que aportaría la DMT (concentrada) lo que hace del consumo del brebaje una experiencia de horas de duración, una experiencia que los nativos del Amazonas usan a modo de práctica religiosa y espiritual, para conectarse con la naturaleza y que no siempre es placentera.


Y no sólo se le puede dar estos usos, ya que la Ayahuasca, y por lo tanto la DMT, ha demostrado su utilidad en el tratamiento de la depresión, la ansiedad, la esquizofrenia y otras patologías psiquiátricas. No existe la tolerancia o adicción a la DMT, debido a su rol endógeno y rápida metabolización.
La glándula pineal históricamente es el centro espiritual del organismo humano, asiento del tercer ojo. René Descartes escribió que la glándula pineal secreta espíritus, algo que fue recibido como un desvarío, pero que a la luz de la nueva ciencia, no solo sabía de lo que hablaba, sino que posiblemente el mismo perteneció a la Hermandad Babilónica, como suele suceder con todos estos señores.
En un próximo artículo se profundizará sobre la glándula pineal, como está siendo atrofiada, cuales son sus funciones, los peligros de su apertura y mas cosas. Ahora bien, la apertura de la glándula pineal está siendo promocionada y divulgada  por numerosos desinformadores, agentes dobles, gurús (de forma consciente) y muchísimos blogueros que se dedican al corta/pega (de forma inconsciente), sin advertir del peligro que entraña, haciendo que los incáutos caigan en el.
Ya sea mediante la utilización de Ayahuasca, meditación, la frecuencia solfeggio de 936 HZ, imágenes 3D (“curioso” esto, tan de moda en las salas de cine) implica ciertos peligros si antes no se ha activado correctamente el resto de chakras en el orden correcto, es decir, de abajo hacia arriba, e incluso así. Aunque en este artículo no se tratará el sistema de chakras, se podría explicar de esta forma bastante sencilla, “La casa se empieza por los cimientos” o “Antes de correr hay que aprender a caminar”.
SEGUN LA CABALA ESTAMOS EN EL SEPHIROTH LLAMADO MALKUTH O EL ESTADO DE LA "CAIDA", LA SENSACION DE ASILAMIENTO Y TAMBIEN INDIVIDUALISMO
Una sefirá (pl. "Sefirot ") es un canal de energía Divina o fuerza de vida. Se describen en la literatura cabalística un total de 11 sefirot, pero siendo que dos de ellas (keter y daat), representan diferentes dimensiones de una misma fuerza, la tradición habla generalmente de sólo 10.

El orden y significado de las sefirot es el siguiente:
Keter"Corona"
Jojmá"Sabiduría"
Biná"Entendimiento"
Daat"Conocimiento"
Jesed"Bondad"
Guevurá"Poder"
Tiferet"Belleza"
Netzaj"Victoria"
Hod"Esplendor"
Iesod"Fundamento"
Maljut"Reino"




SIGUENOS EN FACEBOOK







Las sefirot representan secuencialmente las distintas etapas del proceso creativo, por medio del cual Di-s generó desde el mismo núcleo de Su ser infinito la progresión de reinos, los cuales culminan en nuestro universo físico finito. Como grupo coexistente, las sefirot constituyen los componentes interactivos de una única estructura metafísica o espiritual, cuya expresión "génetica" puede ser reconocida en todos los niveles, y dentro de todos los aspectos de la Creación.

Subyacente al aspecto puramente estructural-funcional de la sefirá, hay una fuerza motivacional oculta, que es mejor entendida a través de su comparación con algunos estados psico-espirituales del alma humana. La forma en que el jasidismo expone las sefirot, consiste básicamente en la articulación de estos estados, y la exploración del rol que ellos juegan en el servicio del hombre a Di-s en este mundo.

La configuración de las sefirot es descripta gráficamente en los textos cabalísticos con un esquema de tres ejes paralelos (kavim) en sentido vertical, representando cada uno de ellos, un modo de influencia Divina dentro de la Creación. La literatura se refiere en forma diversa a esta configuración: como sulam (escalera), etz (arbol), o tzelem Elokim (suprema "imagen de Di-s"). De acuerdo a esta última designación, la configuración de las sefirot sugiere la del cuerpo humano, ya que como está escrito en la Biblia, el hombre fue hecho a imagen y semejanza de Di-s. De esta manera, cada sefirá es asociada con un miembro o un órgano particular, coincidente con su posición en la estructura anatómica de las sefirot.

La interacción entre las distintas sefirot, es representada a través de una red de tzinorot (canales) interconectados, que ilustra el flujo de energía Divina que permea la Creación. Estas conecciones sugieren varios subgrupos, cada uno reflejando una dinámica común entre las sefirot que incluyen. Una división inicial de las sefirot, identifica a jojmá, biná y daat (o alternativamente keter), como pertenecientes a un subgrupo cuya dinámica es cognitiva; jesed, guevurá y tiferet, a un segundo grupo cuya dinámica es puramente emotiva; y netzaj, hod, y iesod a un tercero cuya dinámica es instintiva y pragmática. Maljut puede ser visto tanto como un apéndice de este último subgrupo, o como una entidad independiente, recibiendo su energía de aquellos que lo preceden.

Otra forma de dividir las sefirot es en partzufim ("perfiles o rostros"). Un partzuf es una figura metafórica de similitud humana, usada para representar la elaboración de una sefirá individual o grupo de sefirot, dentro de una configuración independiente, incluyendo dentro de si misma a las diez sefirot. De acuerdo con la cabalá, las sefirot keter, jojmá, biná y maljut, poseen cada una dos partzufim interrelacionados; mientras que las seis sefirot desde jesed hasta iesod, forman su propio e independiente par de partzufim.

DONACIONES

GRACIAS POR TU AYUDA PARA SEGUIR MANTENIENDO EL SITIO EN PIE

Contactanos

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *