BIBLIOTECA ESOTERICA : LA CIENCIA Y LA REALIDAD DE LA REENCARNACION


style="display:block"
data-ad-client="ca-pub-9542876452264084"
data-ad-slot="9092059773"
data-ad-format="auto">

sábado, 8 de octubre de 2016

LA CIENCIA Y LA REALIDAD DE LA REENCARNACION

 Probablemente la más conocida, si no las más respetada, recogida de datos científicos que parecen proporcionar pruebas científicas de que la reencarnación es real, es un trabajo de toda una vida el del Dr. Ian Stevenson. En lugar de depender de la hipnosis para comprobar que un individuo ha tenido una vida anterior, en su lugar optó por reunir miles de casos de niños que de forma espontánea (sin hipnosis) recordaban una vida pasada. El Dr. Ian Stevenson utiliza este enfoque, porque los espontáneos recuerdos de vidas pasadas en un niño pueden ser investigados mediante estrictos protocolos científicos. La hipnosis, aunque son útiles en la investigación de las vidas pasadas, es menos fiable desde una perspectiva puramente científica. Con el fin de recabar datos, el Dr. Stevenson metódicamente documenta las declaraciones de una vida anterior del niño. Luego se identifica a la persona fallecida que el niño recuerda haber sido, y verifica los hechos de la vida de la persona fallecida que coinciden con la memoria del niño. Incluso coincide con las marcas de nacimiento y defectos de nacimiento de las heridas y cicatrices en el fallecido, certificado por los registros médicos. Sus métodos estrictos de manera sistemática descarta todas las posibles explicaciones “normales” de los recuerdos del niño.


SIGUENOS EN FACEBOOK







LIBROS DE REENCARNACION PDF 

En el mundo occidental aún es poco el conocimiento que se tiene sobre este tema, que atrae cada vez a un mayor número de seguidores. Veamos qué opinan los científicos al respecto.

Taranjit Singh es un niño indio que desde los dos años de edad decía que su nombre real era Satnam Singh, hijo de Jeet Singh, y que había nacido en otro pueblo, a unos 60 kilómetros de su casa.

El pequeño relató a sus padres que era estudiante de preparatoria cuando falleció en un accidente de tránsito. Taranjit además precisó otras cosas: llevaba 30 rupias en la cartera y los libros que tenía consigo quedaron manchados con su sangre.

LA CIENCIA LO CONFIRMA, MEDITAR HACE MUY BIEN AL CEREBRO

Al oír esta historia tan extraña, su padre, de nombre Ranjit, comprobó que en el pueblo mencionado existía, en efecto, un adolescente llamado Satnam Singh, que había sido atropellado por un motociclista. Ranjit fue a encontrarse con dicha familia, que le confirmó los detalles mencionados por su pequeño hijo, quien identificó correctamente a Satnam en las fotos de la familia Singh.

Taranjit señaló a quien en otro parto fue su madre, sin que se le dijera nada previamente. La mujer confirmó los datos, agregando que ella misma había guardado los libros manchados de sangre y no había sido capaz de deshacerse de las 30 rupias de la cartera que permanecía intacta.

El experto forense Vikram Raj Chauhan, para confirmar el incidente científicamente, tomó muestras de los escritos de Taranjit Singh, tanto en gurmukhi (su lengua madre) como en inglés, y también los del fallecido Satnam Singh con base en los cuadernos que tenía su familia.

Vikram Raj quería averiguar si los manuscritos de ambos eran similares. Para ello utilizó una teoría básica de las ciencias forenses, basada en los manuscritos de dos personas diferentes para encontrar similitudes. Los resultados arrojaron que la letra de Taranjit Singh correspondía casi exactamente con la de Satnam Singh.

Éste y otros relatos fueron recogidos por Ian Stevenson, un psiquiatra y bioquímico canadiense que dedicó gran parte de su vida al estudio científico de la regresión a vidas pasadas. Durante más de 40 años Stevenson estudió unos 3,000 casos de niños que parecían recordar experiencias de otras vidas; documentó lo que decían y cotejó los datos con la vida de las personas que decían haber sido.

A diferencia de otros especialistas que usan la hipnosis como método para obtener información sobre supuestas vidas pasadas, Stevenson basó sus estudios en niños de dos a cuatro años que al parecer pueden recordar episodios de sus vidas anteriores y proveer datos que pueden ser comprobados.

Muchos de los casos de Stevenson, quien por cierto fue rector de la Universidad de Virginia y jefe de Psiquiatría del Hospital de esa casa de estudios, parecen ser provocados por una muerte violenta. En varios recopiló testimonios y registros médicos relacionados con marcas de nacimiento y deformaciones congénitas que parecían corresponder al tipo de muerte descrito por los niños y registradas en las autopsias de las personas que dijeron haber sido.

Según Stevenson, entre los cinco y los siete años los niños empiezan a perder la memoria de vidas anteriores.

Sin embargo, en el libro recopilatorio del especialista canadiense, destaca el caso de la niña Swarnlata Mishra, nacida en Pradesh, India, en 1948. A los tres años Swarnlata ya le había dado datos a su familia que hacían posible la identificación de sus familiares pasados, esto mientras iba de viaje con su padre por el pueblo de Katni, y a quien le sugirió que fueran a “tomar un mejor té a su casa”.

Lo extraordinario es que la memoria de Swarnlata no se disolvió con el tiempo. En 1959 el profesor Sri H. N. Banerjee, colega de Stevenson, tomó el caso y fue capaz de encontrar, a partir de la información dada por la niña, la casa en Katni donde había vivido Biya Pathak, la mujer que según Swarnlata había sido en su vida anterior y que había muerto en 1938.

Días después “Biya-Swarnlata” fue llevada a su antigua casa para conocer a su familia pasada. Los reconoció y reveló secretos como decirle a su ex esposo Sri Pandey que tenía escondidas 1,200 rupias en una caja, o que había tenido dientes de oro. En sus documentos Stevenson describe el asombro de todos los presentes y la actitud maternal que tomó Biya-Swarnlata con sus hijos llamándolos por sus apodos de cariño.

Stevenson acudió al domicilio de Biya-Swarnlata en 1961 y presenció una visita a su antigua familia, asombrado por el cariño con el que se relacionaban. Hasta hace poco tiempo el tema de regresión a vidas pasadas prácticamente se restringía a las regiones que profesan las religiones más antiguas del mundo, especialmente en India; sin embargo, hoy en día numerosas personas son las que, vía la religión o acudiendo a algunas herramientas psiquiátricas, buscan respuestas para dar solución a algún conflicto de su personalidad.

7 PASOS PARA ABRIRTE A TI MISMO A NUEVAS OPORTUNIDADES Y POSIBILIDADES

¿Qué dice la ciencia?

Pese a los esfuerzos de Stevenson, que creía firmemente en la reencarnación y existencia de las vidas pasadas, el problema con su razonamiento es que nunca pudo ofrecer una explicación o prueba contundente de cómo es que la información de la mente o “conciencia” de un individuo podía transferirse a otro.

Un colega del doctor Ian Stevenson, Peter Ramster, continuó con los estudios y aseguró que es probable que la conciencia exista en un nivel más allá del corpóreo, por lo cual podría de alguna forma “imbuirse” en el cerebro de otro individuo y así éste podría recordar o evocar momentos de quien fue en otra vida.

La metempsicosis, término griego para referirse al fenómeno de trasladar la información a un sujeto distinto una vez que el primer individuo ha muerto, es un concepto que acepta el hinduismo y otras religiones orientales.

En Occidente, grandes mentes sostuvieron la existencia de esta clase de fenómenos. Pitágoras afirmaba reconocer a su amigo muerto en un perro; Platón en La República refiere cómo el alma escoge su futura vida al nacer; Schopenhauer fue influido por los vedas y formuló una visión dual entre la Voluntad (el mundo real) y la Representación (la ilusión) en que la reencarnación era posible; el psicólogo Carl Jung habla en su libro Memorias, Sueños, Reflexiones, que de niño recordaba haber sido un hombre muy viejo del siglo XVIII.

Sin embargo, la ciencia moderna es reaciaa aceptar las presuntas evidencias y la mayor parte de la sociedad parece evadir el tema. Se prefiere no indagar demasiado en él.

El escritor inglés Alan Watts habla de que en una sociedad como en la que vivimos una de las grandes formas de control que tiene el Estado es el miedo a la muerte de los ciudadanos, según expone en el sitio digital Pijama’s Surf.

¿Qué es una regresión?

Conviene diferenciar un concepto que se suele relacionar con la exploración de vidas pasadas: la regresión. El psiquiatra José Eugenio Medina Mercado, docente en el Centro Eleia Actividades Psicológicas, especializado en técnicas de hipnosis clínica, explica que las regresiones son un estado mental mediante el cual un individuo considera que está recordando situaciones que vivió en otro momento, época o lugar.

Esta técnica se apoya en la hipnosis u otros métodos de alteración de la conciencia para que una persona recuerde acontecimientos de su pasado; en ocasiones estas evocaciones se refieren a momentos históricos de lo que reconocen como “otra vida”.

LA FRECUENCIA A=432: EL RITMO DEL ADN Y LA BASTARDIZACION DE LA MUSICA

La regresión no conlleva necesariamente a que el paciente o el hipnoterapeuta crean en la reencarnación –explica Medina– “sino que basta con que la persona sienta que vivió otra vida y la recuerde, bien sea real en su concepción o como una formación simbólica del inconsciente”.

El especialista insiste en que no hay demostraciones científicas de la posibilidad de tener vidas pasadas y, por tanto, tampoco hay comprobación científica de poder regresar a ella.

Los argumentos científicos se sujetan a que, aun habiendo elementos que se pueden suscitar durante una regresión como la xenoglosia (habilidad para hablar o escribir en un lenguaje no familiar), una posible explicación radicaría en el hecho de haber tenido contacto en la infancia con personas que hablaban un idioma ajeno, explica el hipnoterapeuta.

Sin embargo, indica Medina, la terapia de regresión a vidas pasadas sí tiene interés clínico, pues “los recuerdos que emergen de la mente del paciente le permiten resolver conflictos, síntomas y así tener una vida mejor”. La importancia reside en ello y no en si los recuerdos que parece evocar son o no reales.

Como ya sabemos, el método más usual para realizar una regresión es la terapia de hipnosis. El objetivo de este procedimiento no es regresar a vidas pasadas, sino a momentos de la vida del individuo que fueron determinantes y que pudieron causar un conflicto, trauma o que dejaron una huella problemática que se repite constantemente.

De esta forma, el paciente que se somete a las regresiones hará catarsis y elaborará el recuerdo “que lo hace manifestar que ha llegado a una vida pasada”, dice Eugenio Medina, quien explica que la terapia continúa con base en la información que proporciona quien se somete a la terapia.

Otra técnica válida para estimular una regresión –que puede ser alcanzada en lo individual– es la relajación, un método muy parecido a la hipnosis. Ambos pretenden llevar a la producción de ondas alfa, que generan mayor asertividad y capacidad de aprendizaje, además de contacto con el inconsciente.

Medina Mercado encuentra en la terapia de regresión a las vidas pasadas una manera en que el individuo se representa su realidad interna, “una forma simbólica del inconsciente sin que esto forme parte de la realidad material”.

Quienes trabajan con hipnosis no se dedican únicamente a hacer regresiones a otras vidas, sin que ello demerite su importancia terapéutica, que es ayudar al sujeto a solucionar sus conflictos, “llegar a la realidad psíquica, para que la persona sane y tenga una mejor calidad de vida sin conflictos emocionales”, concluye.

CLAVES DE UNA REENCARNACIÓN


  • Estos son algunos síntomas o fenómenos que llevan a suponer que la mente o el alma pueden trasladarse de un cuerpo a otro.

  • Sueños recurrentes
  • Es frecuente soñar con lugares, personas o animales que nunca ha conocido, o actividades que nunca ha realizado.

  • Se es perspicaz y acertado.
  • La experiencia de años anteriores lo ayudará a conocer mejor lo que puede o va a suceder, préstele mucha atención a eso.

  • Se tienen constantes Déjà vu.
  • Estos procesos se toman como momentos que el alma ha vivido anteriormente, y por eso los sonidos, olores, personas y objetos  se hacen tan familiares.

  • Se tiene un alto nivel de empatía.
  • Al haber tenido numerosas vidas, se tiene la capacidad de saber cómo se sienten diversas situaciones.

  • Su personalidad mantiene un bajo perfil.
  • La experiencia lo ha llevado a ser una persona  tranquila, poco excéntrica que siempre sabe mantener la calma en discusiones.

  • En apariencia, tiene sueños premonitorios.
  • Las personas que han reencarnado suelen tener sueños en los que prevén acontecimientos próximos a suceder.

  • La madurez no es un problema.
  • Las personas que han reencarnado suelen ser equilibradas en su trabajo y vida personal.

  • Se tiene afinidad con ciertas personas, culturas o épocas.
  • Seguramente le ha pasado que siente un amor inexplicable hacia alguna época, personalidad del pasado, país o cultura, y esto sucede cuando se tiene un alma reencarnada.

  • Se tienen temores y fobias injustificadas.
  • Los humanos experimentan miedos a diferentes situaciones; sin embargo, si se tienen fobias o terror a algo que no haya dado razones para tenerlo, podría ser un síntoma.


CÓMO DESMOSTRAR LA REENCARNACIÓN

En la regresión de memoria.
Puede efectuarse por fuerza de sugestión hipnótica, relajamiento profundo o recuerdos espontáneos de existencias anteriores, sin que se identifique, aparentemente, una causa justificada. En este último caso, el recuerdo puede darse tanto en el sueño común como en el estado de vigilia.

En los dictados mediúmnicos.
El médium es capaz de transmitir revelaciones sobre existencias anteriores, propias o de otras personas.

En las ideas innatas y los niños prodigio.
Estos avalan las bases cientificas de la heredad (espiritual), también tenemos los Bismarck (marcas en el cuerpo físico) como una prueba más que ayuda a corroborar las investigaciones que sobre este campo se han realizado.


fuente http://contenido.com.mx/

DONACIONES

GRACIAS POR TU AYUDA PARA SEGUIR MANTENIENDO EL SITIO EN PIE

Contactanos

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *