BIBLIOTECA ESOTERICA : LO QUE LA CABALA PIENSA SOBRE EL SEXO, LA PROSTITUCIÓN Y LA HOMOSEXUALIDAD
UNA ECUACIÓN CUÁNTICA ASEGURA QUE EL UNIVERSO NUNCA HA TENIDO UN COMIENZO que somos en realidad?
6 TÉCNICAS PARA LIMPIAR EXITOSAMENTE TU AURA , Las tecnicas basicas para empezar a percibir
8 TÉCNICAS PARA SALIR EXITOSAMENTE AL ASTRAL La 3 te funcionara!
ASI ES COMO DEBEMOS INCREMENTAR NUESTRA ENERGIA HUMANA SEGUN NIKOLA TESLA Nikola Tesla concluyó perfectamente cuál es la principal y más fundamental fuente de energía humana
TAROT RIDER ONLINE APP...
LO QUE LA CABALA PIENSA SOBRE EL SEXO, LA PROSTITUCIÓN Y LA HOMOSEXUALIDAD
7 GRANDES ALQUIMISTAS, MAGOS, Y PERSONAJES DE LO OCULTO...

Translate



style="display:block"
data-ad-client="ca-pub-9542876452264084"
data-ad-slot="9092059773"
data-ad-format="auto">

domingo, 5 de noviembre de 2017

LO QUE LA CABALA PIENSA SOBRE EL SEXO, LA PROSTITUCIÓN Y LA HOMOSEXUALIDAD

Related image

Existen temas, donde la religión y la ciencia, siempre tengan una guerra, así como la sociedad, tenga siempre ideas diversas, la prostitución, el sexo, y el homosexualismo, son cosas que posiblemente nadie asocie con el espiritu. Pero esto se debe a la desconexion que tiene el ser humano de su propia naturaleza, o la raíz de todas las cosas. materiales y no materiales... El mismo espíritu.




Queríamos compartir esta entrevista super interesante, sobre el sexo y sus controversias, pero no desde el ya conocido (y siempre molesto) punto de vista religioso ortodoxo, porque no hay nada mas aburrido, que para hablar sobre esto, simplemente se dedique a recordarnos pasajes bíblicos donde,  Eva se comió una fruta prohibida aconsejada por una serpiente parlanchina (lol). Tenemos que ser mas profundos que esas historias para bebes. Debemos llegar a entender con nuestra conciencia la complejidad de lo que somos, si queremos ser mejores seres evolucionados en el universo, etc.

RAICES ESPIRITUALES DEL SEXO







М. Sanilevich: Vamos a empezar con las preguntas más triviales: ¿Cuáles son las raíces espirituales del sexo? ¿Realmente existen estas raíces?
М. Laitman: La Cabalá considera que todo sencillamente es parte de la naturaleza, por lo que no es necesario disculparse ni discutir sobre lo que es bueno y qué no... No existen los temas prohibidos en esta ciencia. Y no importa de qué hablemos. Podemos razonar sobre el sexo, los niños, los grandes problemas científicos, la crisis mundial, su origen, la desaparición de la vida, los juguetes de los niños o del fútbol; sin embargo, cualquier tema que discutamos, estaremos implicando a la naturaleza. Si este o aquel fenómeno existe en la naturaleza, entonces lo analizamos.
El sexo es una fuerza enorme y poderosa que absorbe a las personas adultas en el transcurso de toda su vida y determina la abrumadora mayoría de nuestros motivos de comportamiento. Por supuesto, es una expresión muy seria de la naturaleza humana que se encuentra en el fundamento mismo de nuestras vidas. Observamos que casi todos los aspectos de ellas dependen del sexo: la cultura, la literatura, la ciencia, las relaciones, y la estructura misma de la sociedad. En otras palabras, el sexo, el amor, y los celos lo determinan todo.
Es la  naturaleza operando en nuestro interior que ocasiona que estas cosas sean las más importantes. Ante todo, sin ellas no habría continuidad en la vida, y la naturaleza aspira a continuar y desarrollarse. En segundo lugar, sin el sexo las personas pierden un poderoso incentivo de comunicación entre ellas. La enorme superestructura de la sociedad humana se basa únicamente en este fenómeno, en esta aspiración interna, por no hablar de la familia y los niños. El sexo determina toda la estructura del universo y la relación entre los sexos. Sin embargo, no se trata sólo de la relación entre los sexos, es también la fuente del máximo placer en nuestro mundo.
La naturaleza de nuestro mundo constituye un deseo de recibir placer. Esta es la aspiración de los elementos, de los átomos, las moléculas, mantener su estructura; deseo de expandirse, absorber, adquirir, dividir, procrear, de unirse, alterar, adaptar, tener más espacio, estar en constante contacto y equilibrio con el medio ambiente. Todo esto es la aspiración a disfrutar, a estar satisfecho.
Quizás el término "disfrutar" no es del todo exacto. Supongamos que levanto este libro y, a continuación, lo suelto, el libro caerá al suelo. Así es que, ¿dónde radica la aspiración a disfrutar? Sí, esta es una aspiración de lograr el máximo equilibrio con la naturaleza circundante, a disfrutar de una mayor acumulación, etc. Esto quiere decir que el inanimado, el vegetativo, el animado y, por supuesto, la naturaleza humana aspiran a esto, cada uno en la medida de su egoísmo, del deseo de encontrar, proteger, absorber, determinar, y expresarse de alguna manera.
Entre mayor sea la recompensa que sigue a una acción, es decir,  entre  más grande sea la satisfacción que este objeto o fenómeno pueda proporcionar, más elevado y más  fuerte será, y más rápido suprimirá otros fenómenos. Por esta razón, la naturaleza proporciona el máximo placer en las relaciones entre los sexos. En consecuencia, subconscientemente pensamos, elegimos, buscamos, comparamos y analizamos todo, en relación a este fenómeno, el más importante y más intenso de nuestras vidas.
Si preguntamos a psicólogos, fisiólogos o genetistas, ellos sin duda, confirmarán que todo en la vida se basa en las relaciones entre los sexos. Esto ocurre en el nivel animado cuando, mediante el olor y propiedades incomprensibles, sentimos aversión o atracción, intimidad o distanciamiento a cualquier nivel (consciente o subconsciente).
La Cabalá presta mucha atención a este fenómeno porque nos da vida, movimiento, expansión y desarrollo. Nos dice que esta es la fuerza más poderosa en el universo.
El mundo se divide en componentes masculinos y femeninos. La raíz espiritual del sexo es una fuerza espiritual que llena cada una de las partes durante el contacto, les da placer espiritual. Está especialmente diseñado con el fin de llevar a la naturaleza a la unidad, la unificación del sistema y a la conexión en general.

EL MOTIVO DE LA VERGUENZA






М. Sanilevich: Si decimos que el sexo es un fenómeno natural, entonces, ¿por qué existe la vergüenza, las restricciones y la incomodidad en torno a esta cuestión? ¿Por qué la gente en general se avergüenza cuando habla del sexo, si también tiene una raíz espiritual?
М. Laitman: Es muy interesante examinar este asunto tomando el ejemplo de la Biblia: Adán y Eva de repente descubrieron que estaban desnudos (no lo habían notado antes). Empezaron a avergonzarse de su desnudez y se confeccionaron ropa. Todo comenzó a partir de eso. Los animales no se sienten avergonzados, sólo luchan por aparearse, nada más. Aquí es donde se manifiesta, en primer lugar, la diferencia entre el nivel humano y animado.
Esto se debe a que el ser humano ya siente el libre albedrío; puede elegir sus acciones: unirse con tal o cual posible pareja, optar por esta o aquella cualidad en esa unión. Puesto que su libre albedrío se manifiesta, la persona se siente avergonzada. Elige la calidad de sus acciones y se pregunta cómo van a juzgarlas los demás, el resultado que pueden tener, etc. En otras palabras, todo lo que se refiere al sexo, así como a la recepción de placer en porciones más o menos notorias en el plano humano, tienen que ver con la sensación de turbación. Se debe a que la persona puede elegir la forma en que actuará. Si nuestras acciones no fueran libres sino estrictamente determinadas por la naturaleza, entonces no sentiríamos ninguna actitud particular hacia ellas. Cumpliríamos nuestras funciones como lo hacen los animales.
М. Sanilevich: ¿Tenemos libertad en estas acciones o sólo nos parecen libres? En la transmisión anterior dijimos que la persona no tiene libre albedrío.
М. Laitman: ¿Se consideran libres en nuestro mundo, a nuestro nivel? Por supuesto que no. En última instancia, todo lo que ocurre no es sino un cálculo egoísta que realizamos consciente o inconscientemente,  generalmente en ambos sentidos. Sin embargo, incluso en nuestro nivel nos avergonzamos de nuestras acciones.
En realidad, se produce un fenómeno muy interesante: el hecho es que las acciones del hombre no contradicen que la naturaleza esté oculta de él. Para él individuo está oculto que no tiene libre albedrío. Sin embargo, recibimos estos sentimientos para avanzar en nuestro desarrollo absolutamente egoísta. Hasta que llegamos a un nivel en que empezamos a elevarnos por encima de nuestra naturaleza (incluyendo el sexo y todo lo que se refiere a él) y buscamos la satisfacción espiritual.
Sea como sea, todo lo que se refiere al sexo nos distingue de los animales y lo percibimos como libertad de elección, el libre albedrío, y esto determina toda nuestra vida. Independientemente de la edad y la fuerza de la inclinación de una persona, esta es la sensación más poderosa en el plano humano.

EGOISMO Y ALTRUISMO EN LA CABALA








Y. Litvar: ¿Qué significan los conceptos "egoísmo" y "altruismo" en la Cabalá?
М. Laitman: Toda naturaleza aspira al placer, a la satisfacción. Sin embargo, cuando hablamos de la naturaleza en los niveles inanimado, vegetativo, y animado, la satisfacción viene sin la sensación de placer. En el nivel humano, donde existe la posibilidad de elegir las acciones, la acumulación del deseo, decimos que la satisfacción tiene un carácter dirigido, viene del hombre mismo, y por lo tanto ya se llama placer y no sólo satisfacción.
Las nociones de egoísmo y altruismo no se analizan en la Cabalá dentro de la estructura de nuestro mundo, porque aquí a  todos se nos fuerza; nos encontramos en poder de la Naturaleza. La Cabalá explica el egoísmo y el altruismo como las fuerzas que operan por encima de nuestro mundo, cuando nos elevamos por encima de la naturaleza corporal y comenzamos a dominar el mundo espiritual.
Existen dos grandes fuerzas opuestas entre sí: la egoísta y la altruista. Son realmente contrarias, pero en nuestro mundo - abajo del nivel espiritual - no existe esta distinción. En principio, los motivos egoístas están siempre ocultos, incluso cuando nos parecen manifestaciones de altruismo. Podemos dar ejemplos: la madre que ama a su hijo y está dispuesta a sacrificar su vida por él, la persona que ama a su patria, a su familia o a la humanidad; los nobles impulsos del hombre, cuando pone en riesgo la vida y se sacrifica. Todo esto, de una manera u otra, se basa en un cálculo interior puramente egoísta. Los psicólogos lo saben. Estas cualidades humanas se utilizan para el desarrollo del hombre y la educación en varios casos (por ejemplo, en el ejército o en otras comunidades). En otras palabras, todos los motivos son egoístas.
Y. Litvar: Cuando emplea los conceptos "egoísmo" y "altruismo", ¿implica algo diferente, un  desarrollo  más profundo egoísta y absolutamente limitado que el nivel de nuestro mundo?
М. Laitman: No. No puedo hablar sobre el mundo espiritual sin afectar nuestro mundo. Para la descripción del mundo espiritual y de nuestro mundo, se utilizan dos términos. Por consiguiente, siempre diré exactamente lo que quiero dar a entender.
Y. Litvar: El problema del amor y el sexo realmente concierne a todos. Hemos recibido preguntas sobre este tema del Internet y durante la encuesta en la calle "Haga tres preguntas a un verdadero cabalista", en nuestras reuniones con principiantes, y desde el sitio para principiantes interesados en Cabalá.

¿CUAL ES LA ACTITUD DEL CREADOR HACIA EL SEXO?





Y. Litvar: ¿Cuál es la actitud del Creador hacia las numerosas relaciones sexuales del hombre? ¿Cuáles son los valores morales del Creador en la esfera sexual?
М. Laitman: Generalmente, el hombre avanza hacia su meta, desarrollarse y ser igual al Creador, bajo la influencia de dos fuerzas opuestas: positivas y negativas; aunque las definiciones de estas fuerzas son relativas; simplemente las percibimos de esta manera. De hecho, se originan de la misma fuente: el Creador, quien estimula nuestro desarrollo al afectarnos de la siguiente manera: deseo-placer, satisfacción-vacío, mayor vacío-aspiración mayor para llenarse y así sucesivamente. Provocando alternativamente estas sensaciones en nosotros, Él nos desarrolla cualitativamente.
En otras palabras, la cantidad de estos estados alternados de vacío y satisfacción conducen al hombre a una determinada evaluación cualitativa de estos procesos. Todo se basa en: tengo hambre, como, y luego tengo hambre de nuevo, y como otra vez, etc. Esto se aplica a todo: por ejemplo, estar dormido y despierto. Es decir, todo se divide en dos estados alternos opuestos, movimientos, fenómenos. Sin embargo, es importante que nosotros conozcamos sus consecuencias y cómo el hombre se desarrolla como resultado de ello.
Por lo tanto, yo no califico la validez de ningún fenómeno que le ocurra a las personas como positivo o negativo: son bastante naturales para nosotros. Sin embargo, ¿de dónde proviene la libertad del hombre? ¿Cómo utiliza estos fenómenos? Muy posiblemente utiliza su egoísmo abiertamente y sin rodeos comprendiendo que  su empleo le enseña, lo mueve, y al final, rápidamente lo guiará a un resultado positivo. Efectivamente, cuando observamos al hombre decimos a menudo: "Nada se puede hacer con él. Es imposible convencerlo. El destino debería mandarle un par de golpes y así va a aprender".
Todo en la naturaleza está diseñado de esta manera: la satisfacción y la decepción, una vez más la satisfacción y la decepción llevan al hombre a un estado en que permanece vacío el doble, triple, muchas veces. Entonces, comienza a preguntarse: "¿Por qué necesito esta satisfacción? ¿Por qué necesito este vacío? ¿A qué conclusión debo llegar? ¿Cuál es el resultado final? Bueno, lo disfruto en el momento y estos momentos son muchos, pero luego me siento vacío, perdido, y enfermo. ¿Vale la pena perseguir placeres fugaces?" En efecto, todos nuestros placeres son transitorios en comparación con el tiempo que es necesario para alcanzarlos.
Todo esto lleva al hombre a una sola pregunta: "¿Cómo debo vivir para no seguir persiguiendo todos estos placeres? ¿Será posible llegar a un estado, en el que sencillamente reciba placer y permanezca eternamente en paz, sintiendo total satisfacción y una vida perfecta? ¿Que no tenga temor  que todo pasará, desaparecerá en un minuto y todo habrá sido una ilusión: llenarme ahora y al infierno con el mañana? ¿Será tal estado posible?"
Todas las crisis y los procesos negativos de los que somos testigos hoy (desilusión, suicidios, drogas y perversión sexual) se deben a la falta de una forma de lograr el estado perfecto.
Por lo tanto, la promiscuidad sobre la que preguntas tiene una razón natural. El hombre se enfrenta a una pregunta crítica: "¿Cómo puedo encontrarme a mí mismo?" Esta búsqueda constante lleva a divorcios, promiscuidad y en ocasiones a relaciones perversas. Todo sirve para completar un cierto nivel de nuestro desarrollo y hacernos comprender claramente que, en realidad, en el contexto de nuestras vidas, no hay forma de recibir el más mínimo placer, ya que en seguida, sentiremos el doble de vacío que antes de la experiencia agradable.
Aquí es donde la causa de la promiscuidad y otros problemas relacionados con el sexo de nuestro tiempo están ocultos. Me parece una señal muy poderosa del desarrollo de la humanidad, y me alegra mucho que sea tan intenso. Esto significa que estamos a punto de tomar consciencia  de la inutilidad de una  existencia así y una buena perspectiva para plantear la pregunta sobre el significado de la vida.
Y. Litvar: ¿Se puede decir, "Disfrútelo: es bueno para usted"?
М. Laitman: Bueno, en primer lugar, la recepción de placer no está prohibida en nuestro mundo. La naturaleza estableció ciertos límites para este fin. El hombre añade más restricciones. No obstante, sabemos que todo eso funciona muy relativamente. La humanidad se deja arrastrar por la hipocresía, se refugia en presentarse a sí misma en otra forma que en realidad no tiene. La imagen de la humanidad que nos forjamos es muy diferente de la verdadera. Si  nos miráramos desde fuera, la imagen resultaría ser mucho más desagradable. Sea como fuere, todo está avanzando hacia la comprensión del mal y la revelación de nuestro verdadero estado. El sexo es de gran ayuda en esta tarea.

NO HAY RESPUESTA EN NUESTRO MUNDO





М. Sanilevich: ¿Se puede decir que la Cabalá no considera negativamente las restricciones que la religión impone al sexo?
М. Laitman: la Cabalá no trata nada positiva o negativamente con excepción de una cosa: lo que lleva al hombre a la pregunta correcta sobre el significado de la vida, tras la cual tendrá una clara dirección para recibir la respuesta, para alcanzar el Mundo Superior. La razón es que todas las raíces, los mandamientos y leyes, descienden a nuestro mundo desde allí y nos controlan. Si la persona que hace la pregunta sobre el sentido de la vida entiende que necesita revelar el Mundo Superior, la red de fuerzas gobernantes, entonces, cualquier camino será bueno para él. No hay ni bueno ni malo en eso. Lo principal es completar la acumulación de la llamada información positiva y negativa con el fin de plantearse esa pregunta. En otras palabras, es necesario darse cuenta que no hay respuesta en el contexto de este mundo. La respuesta está en las fuerzas que nos influyen.
Y, naturalmente, resulta que no juzgamos al hombre mismo. No hay nada por qué juzgarlo; el individuo está absolutamente controlado. No debemos condenar estos fenómenos, porque son naturales. Si los ubicáramos en algún esquema y luego juzgáramos al hombre por trascenderlos, sería lo mismo que poner a un tigre frente a las ovejas, pero pedirle que no las devore. ¿Sería posible? Bueno, la bestia no puede restringirse. Tal vez, algo pueda lograrse por medio del castigo o el entrenamiento, pero en cualquier momento se vuelve salvaje de nuevo. Como sabemos, la naturaleza prevalecerá en cualquier caso. Esta es la razón por la que tenemos que estudiar al hombre correctamente sin esconder lo que realmente es.
Pienso que el problema radica en el hecho de que por alguna razón la humanidad cree que entiende algo de estos asuntos. Sabiendo muy poco sobre el sexo, el amor, la psicología, la psiquiatría, la satisfacción de los diversos deseos que determinan el comportamiento del hombre, no estamos dispuestos a escuchar a los especialistas y pensamos que las normas que de repente se establecen son buenas, igual que en la moda.
Creo que esto sucede debido a que algunos círculos se benefician del establecimiento de ciertos límites para el control de la sociedad. Miren lo que ocurre con los presidentes: Kennedy, Clinton, en Israel, y en todo el mundo, restricciones totalmente artificiales, limitaciones, se crean premios y castigos. El hombre sencillamente busca una manera de convertir su vida en un espectáculo en el que aparezca mejor de lo que realmente es.

¿QUE ESPERA EL HOMBRE DE LA MUJER?





Y. Litvar: ¿La Cabalá considera negativas las relaciones sexuales prematrimoniales?
М. Laitman: Si me preguntan... la Cabalá no considera nada. La Cabalá revela las leyes del mundo, las leyes de la vida. Vemos que todo está abierto hoy en día y que no hay restricciones. Los niños inician su vida sexual muy temprano en la adolescencia, y todo el mundo piensa que es muy normal. Aunque tratamos de evitar hablar sobre eso, pero ya se ha convertido en un fenómeno natural, y se propaga a través de todos los países y culturas. Esto se relaciona con el desarrollo del hombre, el hecho de que comenzamos a entrar en un período de nuestra verdadera madurez egoísta. Al mismo tiempo, ha aparecido un fenómeno muy interesante: la virginidad artificial está de moda. Después de vivir una vida plena, las jóvenes de veinticinco años de edad, restauran su virginidad Esto quiere decir que algún valor debe tener.
Me interesan estas nuevas tendencias, pues indican el nivel de desarrollo del hombre, la manera en que avanza a lo largo de la escala cabalista: cuán alejados estamos de la realización de nuestro estado correcto. Veo que después de todo lo que sucede hoy, el hombre valora la virginidad, aunque no parece que haya recibido una educación en este sentido. ¿Qué enseñanzas recibió de los libros, la sociedad, y todas las fiestas...? En 10 o 15 años después de iniciar su vida sexual atribuye importancia a la pureza y elige pareja basándose en esto.
En otras palabras, esto es lo que el hombre naturalmente requiere de una mujer. Él desea que ella sea su propiedad personal, que le pertenezca sólo a él. Puede decir lo que quiera, que está bien o mal, pero la naturaleza le dio ese sentimiento, este requisito. No ha desaparecido y ningún convencionalismo social de hoy (o, por el contrario, su abolición) lo condujo a eso.Este es un fenómeno interesante.
No estoy hablando sobre el mundo musulmán. Simplemente me refiero a la sociedad moderna.
Y. Litvar: Por lo tanto, ¿la aspiración de un hombre de encontrar una esposa virgen tiene raíces espirituales?
М. Laitman: Por supuesto.
Y. Litvar: ¿No está relacionado con su naturaleza normal, humana, animal?
М. Laitman: En lo más mínimo.
Y. Litvar: Entonces, ¿cuáles son esas raíces?
М. Laitman: El hombre tiene la noción de la virginidad (algo que no existe en los animales), la cual indica que es tuya y da una señal clara de ello. Es la  naturaleza que nos lo ha dado; demuestra esa actitud. ¿Para qué? ¿Por qué fue creada tan obviamente? ¿Por qué sigue existiendo hoy en día? Nada le ha ocurrido al hombre durante miles de años, nada se ha añadido a su desarrollo después de todos los otros niveles del mundo animado; y aún tiene su valor.
Esto se debe a que nuestro matrimonio, el nacimiento de la posteridad presupone una unión entre dos sexos opuestos. Las peticiones del  hombre difieren de las de una mujer debido a que provienen de diferentes raíces: la fidelidad de la mujer al hombre es como la lealtad del hombre hacia el Creador.
Y. Litvar: ¡Ah!
М. Laitman: Sí. Por lo tanto, no puede haber dudas. Sólo quiero decir que la humanidad, en última instancia, llegará a la semejanza de las raíces y las ramas, es decir, a la semejanza de todos los niveles en la vida - las instituciones, los fenómenos, las relaciones - al Mundo Superior. Después que veamos el Mundo Superior desearemos llegar a ser semejantes a él, será tan atractivo, el llenado espiritual nos dará tanto deleite que todas nuestras acciones terrenales las determinará esta situación.
Tan pronto como llegue el momento, cuando voluntaria y conscientemente aceptemos que el mundo espiritual determinará nuestra vida presente, vamos a regresar a un marco estricto de conducta y también a las relaciones entre un hombre y una mujer porque no puede ser diferente entre raíces espirituales. Una mujer  pertenece a un solo hombre allí.
Y. Litvar: Usted dijo la palabra "estricto". ¿Será una obligación para la mujer?
М. Laitman: ¡No! Por supuesto que no. Será una consecuencia del alcance.
Y. Litvar: ¿Será la revelación interior de todos?
М. Laitman: Se basará en el alcance del Mundo Superior. Al contemplar las raíces espirituales, naturalmente no haré cosas que me dañen. Igual que no voy a poner una mano en el fuego sabiendo que me quemaré y que, de acuerdo con la ley de la naturaleza, el material biológico se destruye en el fuego.
Y. Litvar: Entonces, ¿después de todo será mi propia elección?
М. Laitman: Ciertamente. Se basará en el alcance del Mundo Superior.
М. Sanilevich: Continuando con este tema tenemos la siguiente pregunta: si un hombre es infiel, todo el mundo sonríe y lo consideran dentro de la norma, pero si una mujer es infiel, es un escándalo universal. ¿Se le permite al hombre tener varias parejas de acuerdo a las leyes espirituales?
М. Laitman: Sí. Así es. La poligamia está permitida. No decimos que sea buena o mala, hablamos sobre cómo funciona en la naturaleza. Envíe sus quejas al Gerente, no a nosotros.
Por lo tanto, no vamos a entrar en juicios triviales, en nuestro nivel, sobre cómo lo acepta (o rechaza) nuestra cultura y la sociedad. Sabemos que todo está cambiando: se percibe de manera diferente en los otros países y civilizaciones. En otras palabras, no hay normas. Hablando de patrones,  si lo desea, puede descubrir lo que ocurre con estos fenómenos en la naturaleza.
El hombre es polígamo por naturaleza, puede tener relaciones con muchas mujeres y nadie dice que le es infiel a una u otra. Ha habido culturas (han existido antes, en el transcurso de toda la historia de la humanidad), en donde los hombres poseían (utilizo el verbo "poseer" deliberadamente) varias mujeres y se consideraba normal.
Así que por mucho que tratemos de evitar este fenómeno (no digan que en la actualidad estamos más desarrollados, cultivados, emocionalmente o viceversa), existe en nuestra carne y sangre y no es censurable por parte de la naturaleza. Está claramente basado en el principio de pertenencia. Sin embargo, en el caso de las mujeres esas relaciones son imposibles. Esto está descrito en la Torá (Pentateuco) como una maldición que el Creador proclama tras el pecado de Adán y Eva. Él le dice a Eva: "y tu deseo será para tu marido, y gobernará sobre ti".

¿QUE NECESITA LA MUJER?





М. Sanilevich: Entonces, ¿por qué la mujer exige que el hombre sea fiel, si de acuerdo con las raíces espirituales un hombre puede tener varias mujeres?
М. Laitman: Porque por desgracia en nuestro mundo el hombre (incluso si no tiene otras mujeres) no puede transmitir a una sola mujer la sensación de que le pertenece a él.
Tal vez deberíamos aprenderlo. Lamentablemente, el hombre no puede hacer sentir a una mujer esta sensación de que ella es suya; algo que una mujer tiene que sentir.
М. Sanilevich: Si pudiéramos darle esa sensación, entonces...
М. Laitman: No habría ningún problema.
М. Sanilevich: ... ¿ella estaría de acuerdo con las otras relaciones del hombre?
М. Laitman: Por supuesto, esto también depende del acuerdo social. Pero, en principio, una mujer no necesita nada más que esta sensación. Hemos visto muchas culturas polígamas en la historia de la humanidad en los diversos estratos de la sociedad: los plebeyos y la nobleza, y no creó ningún problema.
Todo esto debe considerarse basándose en las raíces espirituales: una mujer necesita una pareja porque la humanidad está controlada por una fuerza, y esta Pareja tiene un gran número de personas, cada una de las cuales es su parte femenina en relación con el Creador.
М. Sanilevich: Sin embargo, ¿usted no me recomendaría explicar todo esto a mi esposa?
М. Laitman: Así es como lo explica la Cabalá. La estructura de todos los mundos espirituales está basada en eso. Dos objetos que nos controlan son Zeir Anpin Maljut. Se trata de dos mecanismos en el mundo espiritual que controlan las partes masculinas y femeninas del universo. Están diseñados para que Maljut sea la suma de todas las almas, mientras que Zeir Anpin sea solamente con el fin de satisfacer, fecundar, y desarrollarlas. No existe ninguna contradicción.
Creo que todas estas cuestiones se fundan en los convencionalismos que la gente instituye y también en la cultura. Podríamos pasar instantáneamente de una serie de acuerdos sociales a otra. Mediante el uso de los medios de comunicación modernos, se podría hacer cualquier cosa. Miren la forma en que los jóvenes estudian; los llenan de toda clase de convencionalismos que aceptan o crean los suyos propios. Se forman con ellos como normas de comportamiento, y no pueden escapar. Todo esto es artificial. Si escogemos un camino natural, llegaremos a lo que hemos discutido.
Y. Litvar: Entendemos que este no es el punto de vista personal de un individuo, sino la opinión de un científico basada en el conocimiento preciso de las leyes espirituales. En este sentido tengo una pregunta directa de una mujer en Kiev. Ella dice que muchas mujeres no reciben satisfacción en el sexo. ¿Podemos ayudarla de alguna manera?
М. Laitman: Lamentablemente, la opinión de la Cabalá es muy diferente de lo que acepta la sociedad de nuestro mundo actual. ¿Qué significa el concepto de "placer"? Depende de la educación, la moral y las normas sociales. Como todo en el hombre, no sólo depende de la naturaleza. El hombre es una estructura mucho más compleja que el siguiente esquema sencillo: existe un deseo, que debe llenarse, satisfacerse. Usted tiene una manera de disfrutar de algo: disfrútelo. Existe una manera: una máquina, un pareja, no importa. Todo depende del nivel de desarrollo del hombre.
Ahora, una mujer que recibe o deja de recibir placer sabe hasta qué punto esto depende de lo que ella quiere aceptar bajo la definición "recibir placer." En las mujeres es totalmente diferente a los hombres, todo ocurre en un nivel más profundo e interno. Ellas piden comprensión y relaciones morales con su pareja; quieren sentir que él les pertenece. Esto no es una satisfacción puramente sexual, animada, sino que también requiere un enorme - digamos -  llenado humano.
Por lo tanto, es imposible hablar sólo sobre uno de estos componentes (la satisfacción sexual). No sé exactamente lo que quiere decir la mujer que preguntó... Tal vez se trata de una idea distorsionada sobre el sexo como un placer puramente animado. También proviene del hecho que las mujeres no pasan por un desarrollo y una educación normal, correcta, natural y que fueron distorsionados bajo la influencia del ambiente.
En principio, la mujer no ve la belleza en un hombre, no entiende lo que es bello o feo (en lo referente a un hombre). Ella lo evalúa según su escala interior: cuán importante, significativo, valioso él es ante sus ojos. A ella no le atrae la belleza física, el físico, o la fuerza de su pareja. Y si se siente atraída - entonces sólo en la medida en que él pueda proveer el futuro de ella y  de sus hijos (básicamente, esto no depende de la fuerza física en el sentido literal de la palabra).
Esto significa que la mujer evalúa al hombre y la satisfacción que recibe de él de acuerdo a una escala diferente a la del hombre. Por lo tanto, si la pregunta fue de una mujer, entonces debe analizarse junto con un gran número de otros deseos humanos - morales, puramente femeninos, sus exigencias a la pareja sexual, a un hombre. No es una exigencia de recibir placer en el momento y nada más (lo cual es característico del hombre).

LA CABALA SOBRE EL AMOR ENTRE PERSONAS DEL MISMO SEXO (HOMOSEXUALIDAD)





Y. Litvar: Hemos recibido la siguiente pregunta: ¿Por qué las religiones en general y la Torá en particular, prohíben estrictamente el amor entre hombres y no prohíbe por ejemplo el amor entre mujeres? ¿Existe una diferencia desde el punto de vista de las raíces espirituales?
М. Laitman: El fenómeno de una relación entre hombres es conocido desde tiempos antiguos. Hay pueblos enteros que lo consideraron natural. Un hombre tenía una esposa (quizás más de una), una familia y, al mismo tiempo, otra pareja sexual. Sabemos que los antiguos griegos lo practicaban. También floreció en otras civilizaciones cultivadas, grandiosas (en nuestro entendimiento humano). Ellos practicaban este tipo de relación en uno y el mismo sexo.
En esas culturas la gente creía que una relación muy fuerte e íntima, una especie de amistad, se originaba entre los hombres, lo que permitió lograr la unidad en lugar de la rivalidad. Seguramente no se alentaba, pero se aceptaba con indulgencia. Cuando esas relaciones aparecieron entre las mujeres,  ocurrió porque los hombres las aislaban. Sabemos que estos problemas existieron en las sociedades cerradas.
Con la llegada del Cristianismo, comenzó la persecución de las relaciones entre hombres. Hablando del judaísmo, sus leyes lo prohíben totalmente. Las relaciones sexuales entre mujeres no están reguladas estrictamente (al menos en el judaísmo). En otras religiones, esto depende del periodo analizado.
Desde el punto de vista de la Cabalá, las relaciones entre los hombres son totalmente anormales, porque los convierten en semejantes a los animales, es decir, que descienden desde el plano humano al nivel animado. Esto se considera totalmente pervertido porque no puede haber una raíz espiritual en la relación del hombre con otro igual que él - porque no hay ninguno como él. Repito, la raíz de sexo masculino es el Creador.
La raíz espiritual de la mujer está en el nivel de las almas, y dado que cada alma es una parte femenina en relación con el Creador, una relación entre ellas es posible. Se deriva de la falta de satisfacción, placer, que la mujer desea recibir de un hombre. Sin embargo, la falta de comprensión, las restricciones sociales, y otras cosas a menudo la llevan a una amiga para encontrar esta satisfacción y consuelo.
Además, hay problemas muy serios de homosexualidad que se originan en la raíz espiritual. Esto se debe a que nada es sencillo en nuestras raíces espirituales. En el camino descendente desde el Mundo Superior al nuestro, pasaron por una etapa que la Cabalá Lurianica llama "Shvirat Kelim" ("ruptura de las vasijas"). Nuestras almas (las partes femeninas y masculinas) se rompieron y mezclaron en ese nivel. Hay una parte de un alma femenina en cada hombre y de una parte de un alma de masculina en cada mujer. En otras palabras, existen opuestos dentro de nosotros. Dado que esto ocurrió en la fase de la caída espiritual de las almas del mundo espiritual al nivel de nuestro mundo, hubo combinaciones simultáneas cuando los deseos masculinos y femeninos se mezclaron y parcialmente tomaron el lugar del otro. Todas las "lesbianas," y los "homosexuales", así como muchos de los problemas que observamos son el resultado de ello. Las raíces de todos los trastornos psiquiátricos existen en el mismo nivel.
Debemos entender que estos problemas existieron antes y siguen existiendo. No se trata sólo del desenfreno de las personas, la razón se encuentra en el estado incorrecto en el interior de nuestras almas de origen muy elevado. Sólo mediante la corrección y restringiéndonos, forzándonos (¡sí, por la fuerza!) a adoptar una conducta correcta mediante el alcance de estas raíces, el hombre corregirá todas estas distorsiones, al corregir su raíz.
Hoy somos testigos de un gran aumento, una expansión de la homosexualidad, y la sociedad parece tolerarlo. ¿Qué se puede hacer con los millones de hombres que participan en esas relaciones? Cuando hay un par de personas, el fenómeno puede  reprimirse, prohibirse. Se pueden encarcelar, etc. ¿Pero, y si hay millones? No se puede hacer nada. Ya entra en el marco de las relaciones normales.
Todo esto es el resultado de la misma crisis que vivimos hoy. De hecho, esta no es una crisis, sino el eco de la sensación del rompimiento se produjo en el proceso del "descenso" de las almas. Al comenzar a ascender ligeramente en nuestro desarrollo egoísta, llegamos al nivel del alcance de ese rompimiento. Ahora estamos entrando en el espesor del rompimiento que tuvo lugar en la fase de descenso. Entramos desde abajo y empezamos a hacer frente a problemas muy graves. Nos esperan muchos otros problemas en el futuro.
Y. Litvar: ¿Problemas? Sin embargo, usted está sonriendo.
М. Laitman: Estoy sonriendo porque realmente espero que rápidamente nos demos cuenta de este estado incorrecto (en relación con el mundo espiritual). La humanidad lo sentirá como una etapa necesaria. Con el fin de ascender rápidamente a través del espesor que se formó durante el rompimiento de las vasijas (se trata de un cierto lugar en la jerarquía de nuestro desarrollo), tenemos que superar este capa y alcanzar el estado de corrección.
Hasta que esto suceda, diversos fenómenos negativos se acumularán y manifestarán en nuestra sociedad. La nuestra es la primera generación en este camino de corrección, por lo tanto, todos estos problemas cobran gran impulso, como una avalancha. En realidad, no hay nada nuevo en ellas. Cuando la Cabalá explica el proceso de la caída de las almas, muestra lo que nos espera durante nuestra ascensión.
М. Sanilevich: ¿Son estos fenómenos negativos desde el punto de vista cabalista?
М. Laitman: Desde el punto de vista de la Cabalá son fenómenos naturales en los que el hombre tiene que trabajar. Esto es en sí una intensa labor para que al hacer las correcciones en las almas, se pueda adoptar la correlación correcta entre los deseos y placeres.
Y. Litvar: Usted dice que un hombre no puede tener una relación con otro hombre porque él está solo como el Creador. No entendí lo que significa.
М. Laitman: Él está solo, como su Raíz.
Y. Litvar: ¿Por qué solo, aquí somos tres?
М. Laitman: Hablamos de la Raíz y su naturaleza. El hombre siente que está solo. Basado en esto, mira a todos los demás (incluyendo a la mujer) desde este punto suyo. En otras palabras, su raíz espiritual que existe en el Creador le dicta  todo un sistema de puntos de vista, actitudes, valoraciones, decisiones, etc., en general, su esencia interior. Se deriva de la raíz, que es Única, Perfecta y Eterna.
Un hombre se inclina por nociones abstractas y la espiritualidad. Una mujer busca la espiritualidad en un aspecto totalmente diferente. Ella busca la sensación de pertenencia, satisfacción, alguien en quien apoyarse. Con los hombres es diferente. Él, por el contrario, se esfuerza por alcanzar, conquistar y  realizarse. Hombres y mujeres son muy diferentes en sus aspiraciones. Todo se origina de las raíces espirituales que determinan nuestra esencia.
Y. Litvar: Entonces ¿el hombre está solo o existen muchos hombres?
М. Laitman: Cada uno siente que es único.
Y. Litvar: ¿Y los que participan en las relaciones con el mismo sexo, sienten lo mismo?
М. Laitman: En este sentido, no. Esto sucedió cuando se llevó a cabo la inserción incorrecta de las almas masculinas y femeninas en el otro. Esas partes masculinas tienen algo que pertenece a la parte femenina, y así es como se sienten entre ellos.

SOLO EXISTE UN REMEDIO PARA TODOS





M. Laitman: Todos tenemos un problema y no importa quién sigue cuáles prácticas sexuales, quién tiene cuáles deseos sexuales, quién es hombre y quién es mujer. Nada de eso importa, porque todos tenemos un solo remedio: revelar el Mundo Superior y esto ubicará al hombre en la posición correcta, ¿Qué debo hacer conmigo mismo? Esta revelación proporciona una verdad de tal magnitud que después de esto, no se puede actuar incorrectamente, porque cuando esto se revela ante usted, ya sabe que todo regresa inmediatamente. Esta es una fuerza que lo controla: la forma en la que se comporta ahora. ¿Así que esas fuerzas le afectarán en el siguiente momento?
Se podría decir, entonces, al ver todo lo que pasa, que el hombre se convierte en una marioneta, ¿no? La revelación sólo nos da una posibilidad de conducta, es decir, nos convertimos en una máquina, en un robot. Si sé que al hacer esto me siento bien, y al hacer eso me voy a sentir mal, entonces, ya que por naturaleza sólo deseo placer, tengo inclinación a actuar de manera que me sienta bien. En otras palabras, todas mis acciones están predeterminadas; desde el momento de la revelación del Mundo Superior estamos totalmente regulados. La necesidad de que cualquier elección desaparece completamente.
Hay una elección, porque la existencia en el Mundo Superior es un desarrollo continuo. No sé qué va a pasar en cada nivel: Tengo libre albedrío.
Tal vez haya trascendido los límites de la pregunta...
М. Sanilevich: Usted dice "Mundo Superior." ¿Qué significa?
M. Laitman: De calidad superior.
Y. Litvar: ¿Es el alma de un homosexual masculina o femenina?
M. Laitman: Está confundida... Hay una inclusión incorrecta de las raíces en uno y otra. Cada uno de nosotros tenemos cromosomas masculinos y femeninos, una parte masculina y una femenina. Temprano en la vida están en una correlación, en una edad madura - en otra, a una edad avanzada - en una tercera. Ciertos cromosomas prevalecen o se suprimen y así sucesivamente. Se manifiestan más cromosomas masculinos en las mujeres, o más cromosomas femeninos en los hombres, etc. Sin embargo, esto constituye un índice normal de los cromosomas masculinos y femeninos en cada hombre y mujer.
Pero existen aquellos que están confundidos, que se crearon como resultado de la ruptura de las almas. Se  mezclaron incorrectamente por así decirlo. Estas son como almas compuestas. Hay un cierto número de ellos, y estos dos componentes están incorrectamente  unidos en ellos. Están confundidos de tal manera que no tienen una posición fija con respecto a uno y otro. Esto es lo que en parte se produce en los homosexuales. Uno podría decir lo mismo acerca de las mujeres lesbianas, pero no se manifiestan expresamente. Si una mujer se conecta con un hombre, da Luz a un hijo, y crea una familia, entonces estos problemas prácticamente desaparecen. Esto es así por que los niños, la familia y un marido ocupan su mundo interior de tal modo que ella encuentra satisfacción en una relación normal con un hombre y una familia.
Y. Litvar: ¿Los homosexuales siguen siendo homosexuales cada vez que reencarnan en este mundo?
M. Laitman: Hasta que las almas se corrijan.
Y. Litvar: ¿Hasta que se corrijan independientemente?
M. Laitman: Sí, por supuesto, de la misma manera que cada uno de nosotros. Nadie me ayudará a nacer la próxima vez mejor, con más suerte, más inteligente, más valiente, o más prudente.
Y. Litvar: En otras palabras, ¿No hay nada en que depender?
M. Laitman: Nada. Por el contrario, sólo acumulamos potenciales negativos, con el  fin de darnos cuenta por fin que nuestras almas necesitan corrección.
М. Sanilevich: Hay algo que no puedo entender: ¿La mezcla ocurrió en el nivel espiritual cualitativo?
M. Laitman: Sí. Nuestro cuerpo y todo lo que sucede en nuestro mundo es una producción totalmente precisa de raíces espirituales. Aquí, en nuestro mundo no hay confusión. Todo ocurre en nuestras almas, en los constitutivos de energía que ya imprimieron se estructura interior en una materia más gruesa - inanimado, vegetativo, y animado.
М. Sanilevich: ¿Por lo tanto, si una persona es homosexual, repetidamente encarnará en un cuerpo similar, y seguirá siendo homosexual en nuestro mundo corporal?
M. Laitman: Sí, pero en circunstancias y sistemas educativos diferentes esto puede manifestarse de otra manera.
М. Sanilevich: ¿Hasta que la persona corrige su alma?
M. Laitman:  Sí. Además, ciertas necesidades, aspiraciones y propiedades que tenemos que corregir en este momento, en esta situación y vida, emergen dentro de nosotros en cada etapa. Esto se manifiesta conforme a la encarnación del alma, el sistema general de corrección que se estudia en la Cabalá. Sin embargo, este es un sistema de interdependencia muy complejo.
Y. Litvar: Una chica de San Francisco pregunta: "¿Cómo puedo encontrar mi otra mitad, cuando estoy rodeada de pervertidos?"
M. Laitman: Lamentablemente, este fenómeno se puede observar no sólo en la hermosa ciudad de Estados Unidos, sino en todas partes. Digo "lamentablemente" desde el punto de vista de esta chica. Personalmente, no me lamento, solo observo estos fenómenos como manifestaciones de nuestro "estado incorrecto" general a nivel corporal, que sólo puede ser corregido en el plano espiritual. ¿Qué debemos hacer? Debemos aceptar lo que existe en este marco de referencia y vivir. No hay nada más que podamos hacer hasta que nos demos cuenta en dónde se origina y empezar a corregirlo. No hay remedio en este mundo. Podemos escaparnos por un tiempo, de alguna manera adaptarse a este mundo o adaptar el mundo a nosotros. Sin embargo, una solución completa sería corregir todo en la fuente. La corrección debe hacerse donde está la fuente de distorsión.

LA PROSTITUCION.. ES BUENA NO MALA?

Y. Litvar: Una pregunta del Internet: ¿Por qué en los últimos años las mujeres han participado en la profesión más antigua con tal facilidad y por qué su número es cada vez mayor?
M. Laitman: En principio, como a todas las otras preguntas, sólo hay una respuesta: porque entramos en un período de revelación del estado incorrecto de nuestras almas, la capa donde se rompieron en su descenso. Como resultado, se producen todas las anomalías y la falta de armonía en las normas interiores del hombre.
Está en la naturaleza de una mujer pertenecer a un hombre, una familia, y a los niños. De repente empezamos a hablar de la profesión más antigua. ¿Qué la obligó a hacer esto? Tanto la naturaleza como los hombres... Lo que vemos hoy se produce porque el egoísmo del hombre prevalece sobre todos los convencionalismos, las normas sociales y naturales. Hoy la gente en general hace muchas cosas que anteriormente se consideraban perjudiciales e inaceptables y se abstenía de realizarlas. Ahora todos abusan de lo que les causa daño. La vida pierde sentido. Un mayor egoísmo puede recibir menos placer, así que, ¿vale la pena vivir esta vida? Puede reducirse, suprimirse  con drogas o totalmente terminarse...
¡Cuántos casos de suicidio y depresión existen de gente que  quiere liberarse, dejar de sentir, y dejar de vivir! - Un gran número. Surge una pregunta sobre la eutanasia "50 años. ¿Qué debo hacer? Sencillamente, tome una pequeña píldora y duérmase en silencio".
Estamos en un estado de reevaluación de valores de la vida y la existencia humana en general. Frente a una crisis global, no tenemos ni idea de si existiremos en diez o veinte años. La gente empieza a considerarlo filosóficamente: ¿Qué pasará mañana? ¿Qué importa? ¿Qué puede suceder? Si todos los bancos se derrumbarán mañana, los tsunamis nos inundarán o algo más puede suceder. Sin establecer contacto con el mundo espiritual el hombre pierde contacto con la corporal. Empieza a crear nuevos esquemas totalmente artificiales de comportamiento, un nuevo mundo virtual en el que quiere escapar, en el que quiere existir. Todo es posible, normal y aceptable en este mundo virtual: Puedo ganar dinero de esta manera hoy y lo hago.
Usted está hablando de la profesión más antigua. Me ocupo de una gran variedad de problemas humanos y veo fenómenos curiosos. Con el fin de pagar su boda una chica se dedica a la prostitución sin ver la relación entre uno y otro. Hay muchos casos como este. En otras palabras, ella está enamorada y quiere casarse, tener hijos, pero esto requiere un ligero "arreglo"...
Ella siente un total aislamiento, una brecha absoluta en el proceso de su vida: la profesión más antigua y la pertenencia del uno a otro, el amor y la unión con un hombre. Esto indica que las partes animada y humana se desarrollan y se separan. Pero tal vez este es un tema aparte.
М. Sanilevich: Estoy tratando de entender: ¿Es la prostitución buena o mala?
M. Laitman: No es ni buena ni mala. Es también un fenómeno en desarrollo. Busque en la Biblia, ¡Se menciona tantas veces! Así que este es un fenómeno que ha existido en toda la historia de la humanidad y constituye el resultado del rompimiento de las almas. Podemos corregirlo sólo mediante la corrección de ellas. Esto se debe a que todo se desarrolla de arriba hacia abajo y no hay nada bueno o malo en nuestro mundo. En nuestro mundo observamos las consecuencias de la influencia de las fuerzas Superiores.
Por lo tanto, no hay razón para castigar al hombre y exigirle. ¿Cómo se le puede exigir si él está controlado de esta manera? ¿Podemos avergonzar a alguien en nuestro mundo, amenazarle, y arrojarle a la cárcel por su mala conducta? ¿Quién es él? Recibió todo en el momento del nacimiento - la educación, la sociedad que le ha impuesto sus valores y su marco de comportamiento - bueno o malo. Posteriormente, actúa como una máquina cargada con toda la información posible. Por lo tanto, ¿podemos exigir algo del hombre? Las exigencias deberían dirigirse a quien lo crió, a la sociedad donde vivió. Esta sociedad le educó. ¿Y ahora le castiga? No debería castigarle a usted, sino a ella misma.
М. Sanilevich: ¿Entonces resulta que no habrá la prostitución en el Mundo Superior?
M. Laitman: Hay una correspondencia de raíces espirituales en el Mundo Superior - es cuando tanto las partes masculinas y femeninas se unen con el Creador, como está escrito: "Hombre y mujer, y el Creador entre ellos. "
Y. Litvar: Respecto a esto, tenemos las dos últimas preguntas. En general, usted ya ha respondido a la primera. El sexo es bueno o como solían decir en la URSS: "No tenemos sexo".
M. Laitman: El sexo es un fenómeno natural que no puede caracterizarse como bueno o malo. Por lo tanto, la frase "no tenemos sexo" suena insensata, si este fenómeno es sencillamente la base de todas las relaciones entre los sexos.

EL SEXO ES LA BASE DE TODOS NUESTROS PENSAMIENTOS

Y. Litvar: La siguiente pregunta es de un residente alemán que ya piensa en su progreso espiritual y sueña sobre el futuro. La pregunta es esta: ¿El sexo es mejor o peor en los mundos superiores, es decir, es más dulce o más amargo que en nuestro mundo?
M. Laitman: El sexo en el Mundo Superior es un fenómeno continuo en el que el alma existe. Por lo tanto, el sexo es el máximo placer en nuestro mundo.
Se dice que puesto que los cabalistas cayeron desde el nivel espiritual a nuestro mundo (en los tiempos antiguos, cuando la Biblia y otros libros sagrados fueron escritos habían muchos cabalistas), el verdadero sabor de la cópula permaneció sólo para aquellos quienes ya existen en el Mundo Superior o están en vías de alcanzarlo.
En otras palabras, esto implica que el verdadero placer espiritual que se realiza a través de la fusión de las partes masculinas y femeninas (llamado Zivug en la Cabalá) se produce en el nivel espiritual y constituye la sensación poderosa del alma que está llena del Creador.
Y. Litvar: ¿Puede decir simplemente que el sexo espiritual es más intenso que el nuestro?
M. Laitman: Sí, efectivamente, porque es la base de lo que ocurre a nuestro nivel.
Y. Litvar: Díganos la verdad. ¿Vale la pena aspirar al Mundo Superior?
M. Laitman: Básicamente, es por eso que el hombre subconscientemente aspira al mundo espiritual. Se revela gradualmente ahora cada vez con mayor claridad, porque descubrirá los verdaderos placeres imperecederos.
М. Sanilevich: Últimamente leí que el hombre piensa en el sexo cada nueve segundos.
M. Laitman: ¿Nueve segundos? No, de acuerdo con la Cabalá el sexo está a la base de  todos nuestros pensamientos, porque se origina en la raíz espiritual de la unión con el Creador, en donde constituimos la parte femenina y Él representa la parte masculina. Todos los fenómenos naturales se basan en este objetivo nuestro. Por lo tanto, no podemos dejar de pensar en ello, lo que significa que nuestra atracción por el sexo opuesto y el placer, se originan del estado final de la unión con el Creador, llamado en la Cabalá Zivug de Haka'a (constante contacto sexual).

М. Sanilevich: ¿Vamos a pensar en el sexo cada segundo en el mundo espiritual?
M. Laitman: En el mundo espiritual sí, pero de manera ligeramente diferente que en nuestro mundo. Esa es la razón por la que el contacto espiritual es eterno, le da al hombre la sensación de un llenado  perfecto en constante desarrollo. Esto difiere de lo que ocurre en nuestro mundo, donde hacemos el amor, recibimos algún placer momentáneo y después, hay un gran brecha, renovación del deseo, la necesidad de buscar una pareja y así sucesivamente. Una vez más se siente placer por unos segundos, pasa y todo comienza de nuevo.
En el mundo espiritual, ya que este placer es recíproco y mutuamente altruista, tanto en las partes masculinas como femeninas, la Luz Superior desciende desde arriba y llena los deseos masculinos y femeninos. Así es como aparece: dos deseos opuestos - masculinos y femeninos -  llenos con la misma Luz desde arriba. Por lo tanto, no se extinguen entre sí, sino que gradualmente se desarrollan más y más.
En otras palabras, el orgasmo espiritual es constante y evoluciona incrementándose. Por eso es que le da al hombre la sensación de vida eterna.
Y. Litvar: Fantástico. Pero usted ha dicho que nosotros representamos a la mujer y el Creador es el hombre...
M. Laitman: El receptor y el Dador.
Y. Litvar: ¿Somos como una mujer o quiso decir algo más?
M. Laitman: En relación con Aquel que la llena, el Creador, el alma se siente como una parte llena, dependiente, por lo que se llama mujer. Si un hombre recibe llenado de otro, también representa una parte femenina en relación con la parte masculina.
Y. Litvar: Entonces, ¿estamos hablando de propiedades, verdad?
M. Laitman: Por supuesto.
Y. Litvar: Por lo tanto, siendo hombre, no me convertiré en mujer en los mundos espirituales. Estamos hablando de propiedades.
M. Laitman: No hablamos de cuerpos. Sólo están implicadas dos categorías que existen en toda la creación: el deseo que debe ser llenado y el llenado en sí.
Y. Litvar: Así que el deseo que debe ser llenado es la parte femenina...
M. Laitman: Correcto...
Y. Litvar: ... y el llenado, es decir, el Creador, es la parte masculina.
M. Laitman: Sí, y sigue cambiando alternativamente a cada momento. Si por el momento usted se encuentra en un cierto nivel en relación con el nivel inferior, entonces, usted es la parte masculina; en relación a los niveles superiores usted es la parte femenina.
Diversas inconsistencias, problemas, inclinaciones no naturales en el mundo se originan en la evolución constante de la correlación entre las almas en el mundo espiritual.
Me doy cuenta de que representa un problema mirar a través de nuestro mundo al Mundo Superior, o viceversa. Por supuesto, es totalmente irreal para los principiantes tener tal visión, perspectiva... Sin embargo, es necesario adquirir una cierta comprensión de ello. Unas cuantas lecciones le darán a la persona una idea de lo que realmente sucede en nuestras raíces, cómo las fuerzas descienden desde allí y determinan todo en el mundo. Se lo recomiendo a todos.
Y. Litvar: ¿Está esto descrito en sus libros?
M. Laitman: Básicamente hablan sobre la revelación de la red de fuerzas que nos controlan. Todo se vuelve obvio y claro a partir de esto. Al hombre se le ha dado la oportunidad de aspirar, de ser más sano, y entrar estos estados más agradables.
М. Sanilevich: Creo que es muy difícil abstraer la mente del cuerpo; constantemente reflexionar sobre las categorías de las fuerzas y sus propiedades, renunciar a la carne...
M. Laitman: ¡Espere un minuto! Qué pasa cuando visito al médico: comienza a examinarme, hace que un gran número de estudios y luego me habla de todo tipo de reacciones químicas que ocurren en mi cuerpo, me explica lo que funciona bien y  lo que no. Me informa sobre las sustancias que produzco. ¿De que estoy hablando? ¿Estoy hablando del cuerpo? Estoy hablando de un instrumento, un sistema fuera de equilibrio bajo la influencia de ciertas fuerzas en los niveles inanimado, vegetativo, y animado, a nivel de percepción, memorización, etc. El hombre es un sistema; no hay nada que podamos hacer al respecto. No podemos hablar de él de la misma forma que en las series de televisión.
Así la vida nos obliga a entendernos, si es que deseamos alcanzar un verdadero estado agradable. No hay escapatoria. De otra manera, nos escaparemos a las drogas y eso es todo. Esta no es la solución.

CONCLUSION: El surgimiento será seguido por la renuncia

М. Sanilevich: ¿Es posible que podamos perder el deseo sexual?
M. Laitman: ¡Por supuesto! Todos estos surgimientos serán seguidos por la renuncia. Miren lo que está pasando con las perversiones Todas las relaciones naturales (hombre, mujer, familia, niños, etc.) han sido violadas. Todo esto se traducirá en la inhabilidad de recibir satisfacción del sexo. Esta es una cosa terrible. Ningún Viagra, nada va a ayudar.
М. Sanilevich: Esto es difícil de imaginar...
M. Laitman: El surgimiento de hoy dará lugar a tal estado. Esto ocurre siempre, en cualquier fenómeno: primero el último resurgimiento antes de la muerte y luego se desvanece. La humanidad se sentirá mal, y luego nosotros los cabalistas podremos  presentarnos y decir: "¡Tenemos una solución!"
Y. Litvar: ¿Así que resulta que el número de personas en la Tierra bajará abruptamente?
M. Laitman: Eso es lo que vemos.
Y. Litvar: No, ahora vemos cambios insignificantes...
M. Laitman: Estamos en el comienzo de un proceso que se inició hace unos veinte o treinta años atrás. De hecho, se ha manifestado claramente durante cinco o seis años. Hace veinte años nadie siquiera mencionaba que la humanidad se encontrara en un estado de crisis. El Club de Roma solía reportarlo y era todo. Los científicos ni siquiera lo insinuaban. Algunos filósofos lo señalaron (Fukuyama se refirió a esta cuestión). ¿Y qué? Hoy, sin embargo, los periódicos escriben sólo de ello.
Esta crisis se está desarrollando; la Cabalá lo predijo hace miles de años: el callejón tecnológico sin salida, la evolución cultural de la humanidad y la necesidad de su desarrollo espiritual. Así que, de hecho, un eterno y perfecto orgasmo les espera.
Y.Litvar: Muchas gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Facebook

INSTAGRAM

La muerte es vida real. La religión es ficción.

A post shared by Biblioteca Esoterica (@bibliotecaesoterica) on

DONACIONES

GRACIAS POR TU AYUDA PARA SEGUIR MANTENIENDO EL SITIO EN PIE

Contactanos

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *